Skip to content

EL INVIERNO PUEDE SER UNA PESADILLA PARA EL CUERO CABELLUDO SECO

Afuera es invierno, pero tu cuero cabelludo puede sentirse como un paisaje seco y desértico; irónico ¿no? Sin embargo, el invierno es una de las épocas en que corres mayor riesgo de tener el cuero cabelludo seco. Este es el motivo.

Cuando se acerca el invierno, entran en juego una variedad de factores que pueden poner el cuero cabelludo bajo presión. Si tienes caspa, esa es una gran preocupación y puede provocar un brote de invierno.

¿Subiste la calefacción? Ten cuidado...

Durante el invierno, probablemente pases la mayor parte del tiempo adentro, con sistemas de calefacción central o calentadores eléctricos.

Este tiende a ser un calor muy seco. Por ello la piel, incluso la del cuero cabelludo, puede comenzar a secarse y sentirse mucho más reseca de lo habitual.

Esta falta de humedad puede hacer que el cuero cabelludo se sienta tirante, una sensación similar a la de la piel reseca de las manos o el rostro. Y, al igual que humectas tus manos, debes hidratar el cuero cabelludo.

Cuidado con el secador

Los secadores suelen usarse más durante el invierno, ya que con frecuencia nos dicen que no debemos salir al frío con el cabello húmedo, y no es tan fácil que se seque con el aire durante el invierno.

Pero ten cuidado. El secador expone el cabello a un calor intenso y puede resecar el cuero cabelludo, lo que aumenta esa sensación de tirantez y resequedad.

Lo mismo sucede con una ducha caliente. Puede que se sienta como darte un lujo en un día frío, pero el agua muy caliente puede dañar el cuero cabelludo y hacerle perder la humedad.

¿Apagamos la calefacción y tomamos duchas con agua fría? ¿De verdad?

No, pero sé prudente. Por ejemplo, intenta no utilizar la opción de calor máximo del secador y que la temperatura del agua esté justo por encima de la temperatura corporal, unos 38 °C estarían bien.

Tendrás la calefacción encendida e incluso en la opción de temperatura baja necesitarás el secador.

Lo mejor que puedes hacer por el cuero cabelludo en invierno es proporcionarle esa dosis adicional de hidratación que necesita para evitar que el cuero cabelludo seco se convierta en un problema mayor.

El champú Dry Scalp Care de Head & Shoulders con aceite de almendras ayuda a tratar el cuero cabelludo seco y la irritación¹ y restaura la humedad esencial del cuero cabelludo. Si lo usas regularmente, las defensas hidratantes naturales del cuero cabelludo se restaurarán y te ayudarán a protegerte de la resequedad futura.

La gama champú Dry Scalp Care con aceite de almendras también es una buena opción para obtener una hidratación profunda: contiene tres humectantes que proporcionan hidratación inmediata al cabello y cuero cabelludo.

Más información sobre el cuero cabelludo seco

¹. Ocasionado por la caspa